La actitud, clave para brindar un excelente servicio al cliente
today 31 de Enero de 2020
Compartir:

No es ningún secreto que le servicio al cliente es esencial y tiene un efecto profundo y duradero en la experiencia de los clientes con una empresa. Este tiene un rol exigente, las molestias y la irritación son parte de las operaciones cotidianas de los empleados del área comercial, por lo que comúnmente se preguntan: ¿cómo brindar un excelente servicio al cliente?

Una actitud positiva en el servicio al cliente se trata de mantener la calma durante las interacciones, hacer todo lo posible para construir relaciones sólidas con los clientes y garantizar que ellos vean  a la empresa como auténtica a través del comportamiento de los empleados que son la cara de la compañía.


Si tu perfil es
asesor comercial o de atención al cliente o por cualquier motivo tienes contacto con el público externo de una compañía, te contamos por qué debes mantener una actitud positiva para hacer siempre lo mejor en tu trabajo.

Hombre vestido de traje negro y con gafas, se ve sonreír y atender a una pareja.

¿Por qué es importante mantener una buena actitud?

 

Los clientes esperan altos estándares de servicio y experiencias de primera clase con una empresa, siempre y a través de cada punto de contacto. Crear experiencias positivas para los clientes solo es posible manteniendo una actitud positiva en el servicio al cliente, que a veces puede ser difícil de cultivar y mostrar.

 

Es tu responsabilidad manejar tus emociones y comportamientos para ofrecer el servicio más positivo posible. Las empresas que se preocupan por ello, brindan capacitación y entrenamiento para ayudar al personal de servicio a comprender la importancia de ofrecer el servicio más positivo posible, así seas un asesor freelance o de tiempo completo. No importan las condiciones de tu contrato, serás la imagen de una compañía y debes presentarte de la mejor forma.

 

Mantener una actitud positiva en el servicio al cliente consiste en colocarse en la posición del cliente y ver el problema desde tus ojos. Esto puede hacer que te sientas menos amenazado y ansioso cuando ocurra una situación imprevista, ya que sabrás cómo lidiar  con las diferentes emociones de los clientes.

 

La primera parte de la actitud positiva en el servicio al cliente sería un lenguaje positivo. Esto significaría mostrarle al cliente un comportamiento listo y dispuesto que muestre la voluntad de ver cada interacción desde el punto de vista suyo. También se trata de ser proactivo hacia las necesidades de ellos, preguntándote qué puedes hacer tú y la compañía por ellos, en lugar de decirles lo que no puedes hacer.

 

¿Cómo puedes demostrar una actitud beneficiosa?

 

         Sé servicial y amigable

 

Comienza cada conversación con los clientes con una sonrisa, incluso cuando estés hablando por teléfono. Busca formas de ayudar a los clientes, incluso si no piden ayuda. Sugiere servicios adicionales en los que los clientes puedan estar interesados, ofrece solucionar problemas y haz un seguimiento para asegurarte de que el cliente esté satisfecho con el resultado de la conversación.

 

         Superar los problemas con la creatividad

 

Un enfoque flexible y creativo ayuda a convertir las barreras y dificultades en latas y vence el pensamiento inútil. Siempre que te encuentres en una situación difícil, recuérdate suavemente que depende de ti si lo percibes como un desastre o como  una oportunidad. De hecho, siempre tienes el poder de ver cualquier problema como una oportunidad para encontrar creativamente una manera de solucionar el fallo o extraer una lección útil de la situación.

 

Utiliza tu creatividad para responder de la mejor manera ante las preguntas, reclamos y necesidades de los clientes.

 

Una buena actitud es lo que necesitas para atender de la mejor manera a los clientes de cualquier empresa. Piensa en ello cada vez que te postules a las ofertas laborales del sector comercial y de atención.


En Bayport buscamos a los mejores profesionales del sector comercial, conoce nuestras ofertas y postúlate.