search Buscar
person Cuenta logo Bayport
search
request_quote Solicitar mi crédito
cancel
Solicitar mi crédito
Tenemos distintas formas de solicitud de crédito dependiendo de la entidad empleadora o pensionadora a la cual perteneces.
Selecciona tu perfil
how_to_reg Pensionados
perm_identity Empleados públicos
attribution Policias
work_outline Fuerzas armadas
Actualmente no tenemos crédito para empleados de entidades privadas o independientes.
← Atrás
La solicitud aplica para las entidades con las que tenemos código de descuento.

Selecciona la entidad
Tenemos distintas formas de solicitud de crédito dependiendo de la entidad empleadora o pensionadora a la cual perteneces.
Selecciona la entidad
Otro
¿Cuál?
← Atrás
Ingresa tus datos para continuar con el proceso.
Nombre completo:
Número de cédula:
Correo electrónico:
Teléfono celular:
Elige el medio para solicitar tu crédito
← Atrás
Proceso no exitoso
Discúlpanos
Actualmente no tenemos crédito para empleados de entidades privadas o independientes.
Cerrar
Proceso no exitoso
Gracias
Listo! Hemos recibido tu solicitud, pronto uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.
Cerrar
help ¿Tienes preguntas?
Cerrar cancel
¿Tienes preguntas?
¿Qué documentos necesito para solicitar un crédito?
¿Cuánto tiempo tomará el proceso de análisis y desembolso de mi crédito de libre inversión?
¿Qué es el Aval de mi crédito?
¿A qué tengo acceso a través del portal de clientes Bayport?
¿Ventajas de refinanciar una deuda con Bayport?
Ir al centro de Ayuda
Fecha de publicación: 10 / Junio / 2021

Conoce la diferencia entre reprogramación y refinanciación de deudas

reprogramación y refinanciación de deudas

Las deudas son un dolor de cabeza para la mayoría de las personas. Al convertirse en un gasto recurrente y del que parece que no se encuentra salida, aumenta la preocupación por encontrar una solución que permita librarse de ellas. La encuesta realizada por TrasUnión el año pasado reveló que al 91 % de los colombianos encuestados les genera intranquilidad no saber cómo cumplir con un sistema de pagos que les permita reducir el monto que adeudan. 

 

Ante este panorama, la refinanciación y reprogramación de deudas son dos mecanismos a los que recurren los consumidores financieros como medidas para no atrasarse más en los pagos y evaluar cuánto dinero están en la capacidad de pagar mensualmente. Pero, aunque ambas estrategias buscan cumplir con un mismo objetivo, tienen diferencias que vamos a entender a continuación. 

 

¿Qué es la refinanciación de deuda? 

 

La refinanciación depende de la negociación que se pueda acordar con la entidad financiera. Por medio de ella se modifican las condiciones iniciales del crédito, es decir, se afectan los intereses, el plazo y las amonestaciones. Esta decisión no se puede tomar unilateralmente, ya que implica un acuerdo entre el cliente y la compañía financiera. 

 

El mejor momento para acceder a esta solución lo antes posible es ahora. Los expertos en finanzas recomiendan que evites entrar en mora y te acerques con anticipación para exponer tu necesidad de cambiar lo pactado en un inicio. Luego de la conciliación entre ambas partes, la solución más habitual es reducir el monto de las cuotas por una que se acomode al dinero que tienes disponible para pagar deudas. 

 

Con esta estrategia se preveé entrar en cobros jurídicos en los que pueden embargar tus bienes, cuentas bancarias y hasta tu sueldo. Por esta razón, en los nuevos términos de tu deuda la entidad financiera evaluará el nivel de endeudamiento, los días de vencimiento que faltan y cómo es tu perfil de riesgo. 

 

¿Qué es una reprogramación de deuda?


A través de la reprogramación o rediferido se aumenta el plazo para cancelar lo que adeudas. Dependiendo de las condiciones que aplique tu entidad financiera, es posible que la tasa de interés puede mantenerse, bajar o subir. 

 

Esta estrategia suele ser solicitada por el deudor, quien se comunica con el banco ofreciendo esta solución. Además, suele ser más utilizada antes de entrar en mora e incumplir con la fecha límite de la cuota mensual. Aquí, es el cliente quien, midiendo su flujo de caja, escoge cuál es el plazo que más le favorece, eso sí la tasa de interés que corresponde a ese periodo de tiempo es elegida por la entidad financiera. 

 

Hay algunos requisitos importantes para tener presentes con esta estrategia: en algunos bancos hay un límite para hacer una reprogramación de deudas, por ejemplo, no puede ser aplicada si ya fue utilizada seis meses antes; debes estar al día con los pagos pues no es una negociación, sino una medida de alivio para tener cuotas más flexibles con tu presupuesto y finalmente hay que tener claridad de cuáles son las nuevas condiciones del monto adeudado a partir del siguiente mes. 

 

 

 

 

Ventajas y desventajas de refinanciar una deuda

 

Entre las principales ventajas de esta estrategia están: 

 

• Evitar gastos por cobranza.

 

• Ajustar la sobrecarga que la deuda ocasiona en el bolsillo.

 

• Las nuevas condiciones están pensadas para facilitar el pago de la deuda.

 

• Cuotas acordes a la capacidad de endeudamiento de la persona.

 

• Es una opción disponible aunque se esté en mora (depende de cada entidad financiera).

 

• No afecta el historial crediticio.

 

Pero, también debes tener presentes las consecuencias que pueden estar a la hora de aplicar este método: 

 

• La entidad financiera puede rechazar la propuesta de refinanciación.

 

• Se deben cancelar las deudas pendientes.

 

• Gastos extras por comisiones y administración. 

 

• Si se incumple en nuevo acuerdo, el usuario obtiene una calificación negativa y un perfil de alto riesgo.

 

• El plazo aumenta, por lo que se termina pagando más de lo que se solicitó al inicio. 

 

• Agrandan el nivel de la deuda y elevan los interés si el cliente lo toma como una manera de ganar tiempo.

 

Aunque ninguna persona está en la obligación de refinanciar o reprogramar su deuda, sin duda son mecanismos efectivos para evitar cobros jurídicos y todo el estrés innecesario que trae consigo este inconveniente. Lo más importante, es que al momento de aceptar las nuevas condiciones tengas claridad sobre la cuota a pagar, la tasa de interés y los plazos fijados. 

 

Adquirir un crédito es una responsabilidad, por tal razón, si no cuentas con la suficiente solvencia económica, lo mejor es evaluar otras alternativas disponibles, revisar la salud financiera, los gastos y la capacidad de endeudamiento. 

 

En Bayport te ofrecemos créditos a reportados en Datacrédito, con nosotros tienes la opciones de cumplir tus metas teniendo en cuenta tu perfil y el tiempo en que quieres lograrlas. La asesoría que te brindamos está diseñada para que entiendas la obligación que estás adquiriendo y puedas estar tranquilo de cumplir tu plan de pagos. Si por algún motivo no puedes cumplir con el compromiso señalado, con nosotros puedes refinanciar tu deuda y evitar incumplimientos que puedan perjudicar tu historial crediticio. 

 

¿Buscas créditos de libranza a reportados? Llegaste al lugar correcto… ¡En Bayport te ayudamos a construir un mejor futuro para ti y tu familia!

¿Te fué útil este artículo?
Si
No